Mercados tenis

Durante prácticamente todo el año, el tenis está presente en el sector de las apuestas deportivas. El público general tiende a pensar que los partidos se limitan a los grandes torneos que vemos en televisión, pero la realidad es que a diario se juegan decenas de partidos a varios niveles. Por un lado tenemos los challengers, torneos pequeños para jugadores que tratan de hacerse un hueco. A estos hay que sumarles los ITF, que tienen lugar alrededor del globo. Y encima de estos los ATP, WTA en caso femenino y por supuesto los grand slams. Resumiendo, muchísimos encuentros que dan lugar a multitud de oportunidades.

El “problema” es que la gran mayoría de apostantes se centran en exclusiva en el vencedor del enfrentamiento sin entrar a valorar otra clase de mercados que ofertan muchas cosas interesantes. Y es que por si no lo sabías, en el tenis también existe el hándicap asiático y se aplica tanto a juegos como a sets. Esta opción es ideal si consideramos que un no favorito va a dar más guerra de lo que piensan las casas de apuestas, pero no confiamos al 100% en su victoria. Por lo tanto, darle algún set o algunos juegos de margen puede ser la alternativa perfecta.

Otro mercado que siempre tiene muchas oportunidades es el de número de juegos en un set. Una vez más, es de esos que se presta al análisis. Además, las cuotas son muy apetecibles. Por ejemplo, si crees que uno de los dos contendientes arrasará al otro puedes pronosticar que habrá menos de 7 u 8 juegos en el set. Pero si por el contrario consideras que será igualado, puedes optar por el más de 10 u 11 juegos.

Por supuesto, el tenis es uno de esos deportes donde los aficionados a las apuestas rápidas encuentran su filón. Y es que a día de hoy en casas como Bet365 es posible apostar a quién ganará el próximo juego e incluso se llega al límite de poder pronosticar cómo lo ganará, es decir, en blanco, llegando a 40 iguales, etc. Es cierto que predecir estos sucesos es sumamente complicado, pero a cambio las cuotas ofrecidas son muy pero que muy altas.

Ante todo esto cabe destacar que convertirse en un experto del tenis no es nada sencillo. Muchos jugadores, muchas superficies y una avalancha de variables a tener en cuenta. Pero aquellos que logran conseguirlo tendrán en los mercados secundarios unas posibilidades que se escapan al alcance del 99% de apostantes.